En Redes




Ya sabemos cómo funcionan las redes sociales, a muchos se nos van de las manos, y otros no llegan a entenderlas por más empeño que le pongan, en el fondo, y esto es una percepción absolutamente personal, me parecen algo tan insustancial, que no merece que malgaste ni un segundo en ello, pero quiero dejar constancia que lo hago, mal que me pese, sobre todo cuando no puedes evitar que te acosen, o te denuncien por compartir contenido ofensivo, lo único que hago es compartir contenido de calidad de manera absolutamente respetuosa.

Las redes son como un juego de niños, algunas nacieron para hacer amigos, la mayoría para compartir "rarezas" por calificarlo de alguna manera, otras surgieron pensando en que sería una buena manera de encontrar y recuperar relaciones con personas con las que hace años no tenemos contacto, otras para crear una imagen "irreal" de lo que queremos aparentar, puro "postureo" con el que algunos ganan un pastizal, y otros ni de lejos; otras redes simplemente surgieron para compartir cosas absurdas, como coreografías en bucle o memeces imposibles de soportar, y en las que nadie te obliga a participar, evidentemente, pero me parecen tan inútiles como carentes de contenido interesante.

No seré yo quién niegue haber participado de este bucle, lo llevo haciendo hace años, desde mucho antes incluso de ser Blogger, mi experiencia personal, digamos que en una escala de cero a cien, sería un 50, es decir que para mí ni fú, ni fa, al principio, por novedad, resultaban entretenidas, pero hoy son un hastío, no creo que mis perfiles en redes, que únicamente los utilizo para mi Blog DBM y el Club, me aporten nada, las únicas que no han perdido mi interés, de momento, siguiendo la misma línea que en sus comienzos son Pinterest y Twitter, esta segunda siempre y cuando se utilice con respeto, aporta información actualizada al instante de surgir la noticia; como me comentaba una Blogger amiga hace tiempo, lo gratis es lo que tiene, evidentemente las redes sociales son un negocio, aunque creamos que nos son dadas gratuitamente, no lo son. Las empresas se montan para ganar algo más que un puñado de likes, por eso entiendo que en ellas no siempre destacan los mejores, sino los que más dinero les hacen ganar, aunque el contenido que ofrezcan sea cuestionable, parece que en redes, lo bien hecho carece de interés, triunfa antes lo mediocre que lo elaborado con un mínimo de calidad, pero ya sabemos que en la vida nada es para siempre, todo tiene un final, y para verlo solo hay que darle tiempo al tiempo.

No considero que la llamada Blogosfera sea una red social, de hecho pocos son seguidores de redes sociales, los que vienen a comentar, consultar o visitar mi cocina, no digamos ya nuestro Club, pero Blogger me gusta porque sin interés de ningún tipo me ha regalado un montón de #amigasyblogueras estupendas, es algo que se hace con criterio propio, cuando alguien viene cada semana a disfrutar de mis Post, por escueto que sea su comentario, es de agradecer, se nota si lo hace con interés o simplemente por pillar un seguidor, esto no es lo mío, prefiero  un seguidor que me lea con gusto, antes que uno que venga solo por conseguir un interés, pero eso tampoco está en mi mano evitarlo.

Un blog como El Club de la Tortilla Perfecta se escribe para quienes realmente tienen algo en común y les interesa lo que compartimos, por eso en nuestro sitio, no solo somos imprescindibles quienes colaboramos con nuestras recetas, sino quienes vienen a consultar y llevarse ideas deliciosas para hacer más variados sus menús de cada día. Si bien aún no somos muchos, poquito a poco vamos sumando, trabajando para hacernos un hueco entre tanta oferta existente, y sobre todo para que #lacolecciónmásricadelmundo consiga ser un referente extraordinario en el mundo Blogger.

Bueno, pues todo esto viene a colación con mi experiencia en redes, pues últimamente me trae de cabeza; mucho antes de existir este Blog, ya existía en G+ mi colección El Club de la Tortilla Perfecta cómo bien sabéis la mayoría, por aquel entonces, febrero de 2016, para ser exactos, creé una página en Facebook dónde compartía cada tortilla que me gustaba, luego llegó este espacio y fue cuando me hice el perfil @elclubdelatortillaperfecta en Instagram, para igualmente seguir compartiendo cada nueva tortilla que hacemos. Desde hace más de año y medio, sin darme ningún tipo de explicación, Facebook decidió que mi contenido era ofensivo para la comunidad, por lo poco que puede averiguar, pues para lo que no les interesa, son herméticos como un táper del chino, me bloquearon la cuenta, eliminando todas mis publicaciones enlazadas con nuestro Club, pues parece ser que alguien me tiene inquina y me denunció por compartir contenido ofensivo y hacer Spam, cosa totalmente incierta, pues qué puede de haber de ofensivo en compartir una tortilla, además sin ánimo de lucro. Pues eso, que me bloquearon el link del blog, y al poco tiempo, como Instagram es de la misma casa, más de lo mismo en el perfil del Club, hasta la fecha lo había soportado estoicamente, pensaba que pasado un tiempo todo se arreglaría, pero no, ahí no queda la cosa. 

Hace unos meses, registré una cuenta totalmente transparente en Liktree que funciona perfectamente, incluso en Facebook no la bloquearon, hasta que la semana pasada se me ocurrió enlazar una publicación con ese link, y ahí terminó mi dicha, de repente todo se fue al garete y ya no solo no puedo compartir con enlaces al Club, sino que ni siquiera me está permitido comentar absolutamente ninguna publicación tanto mía, como de las cuentas que sigo. Y claro como os podéis suponer, esto me trae de cabeza, ni por activa, ni por pasiva, no responden a mis preguntas ni ruegos, y sin pensarlo dos veces decidí eliminar definitivamente mi página de El Club en Facebook, si miro las estadísticas que Blogger hace del tráfico de visitas, se contarían con los dedos de una mano, y me sobrarían dedos, las que llegaban desde dicha red, así que la mandé a tomar viento, por decirlo de la manera más educada posible. Y no lo he hecho aún con Instagram, cosa que me estoy pensando, porque son muchas horas de trabajo las empleadas para compartir los diseños que hago para compartir cada publicación de los Blogs participantes, así que de momento, con bloqueo y todo ahí está, no sé hasta cuando resistiré, pues tampoco me deja libertad de expresión, ahora me veo obligada a comentar con mi perfil de @debuenamesa pues cada cosa que escribo allí parece que saliera de boca del mismísimo diablo, según ellos, mis comentarios hechos como @elclubdelatortillaperfecta podrían resultar perjudiciales para la comunidad.

¡Madre mía, lo que hay que aguantar! Cuando lo que a mí me gusta y veo crecer cada día son las visitas a nuestro Club, sé que os gusta lo que compartimos porque lo hacemos con cariño, así que ahí lo dejo, he soltado todo lo que me bullía en la cabeza, para que conste que si sigo, es porque ser Blogger me gusta con pasión.






El Club de la Tortilla Perfecta
"El lugar perfecto para que encuentres la Tortilla de tu vida"


Comentarios

  1. Me quito el sombrero y te aplaudo Concha.
    Muy bien explicado.

    Soy la primera en entender tu rabia porque sabes que la vivo igual que tú.
    Yo ya me cansé de reclamar, de buscar una respuesta y una solución.
    Me tiraba horas y horas metida en Google y para nada. Para perder mi tiempo, nada más.
    Muchas veces también me entran ganas de "tirar la toalla", pero es lo que dices, la otra cara de Blogger, donde he conocido a muchas amigas virtualmente e incluso en persona. Y esa es la satisfacción que me llevo.

    Mucho ánimo y ya sabes que aquí estamos tus #amigasyblogueras que te quieren un montón ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepi, en realidad es como si me hubiera quitado una losa de encima, ya casi no entro en Facebook, y además con las nuevas actualizaciones, es un caos total, no hay manera de encontrar nada a menos que te muevas como pez en el agua en las redes, así que imagina que será para los miles de seguidores, que son una mayoría, que no tienen ni idea, y no pican nada por miedo, lo sé porque conozco a muchos, se abren un perfil porque con el móvil es la manera de navegar un poco por internet, pero luego no salen de ver solo lo que les aparece en el feed de inicio, porque no se atreven ir más allá por miedo a un hackeo.
      Yo no sé si acabaré dejando Instagram, tampoco me sirve para nada.
      Gracias a Blogger que nos permite compartir lo que nos gusta, seguiremos publicando.
      Besos, yo también os quiero ❤️

      Eliminar
  2. Menudo plan. Yo tengo las redes muy aparcadas. No me da la vida para vivir ahí, necesito todas mis horas para vivir en el mundo real, da más satisfacciones y menos quebraderos de cabeza porque hay veces que intentar hablar con ellos es como darte contra una pared. Creo que has tomado una buena decisión ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cuca, desde luego es evidente que antes de las redes están nuestros Blogs, aquí es dónde tenemos carta libre para expresarnos y compartir lo que realmente nos apetece e interesa a quienes nos leen. Y mientras venga una persona a leerme, aquí estaré, resistiendo, sobreviviendo, como una verdadera blogger, resurgiendo una y otra vez.
      Besos

      Eliminar
  3. Te comprendo perfectamente Concha, a mí me ha "castigado" por spam varias veces, cuando lo único que he hecho ha sido compartir mis recetas en los grupos a los que me han invitado, cierto que no son pocos, pero es que cuando me invitan me da cosa decir que no, aunque ya me he retirado de unos cuantos porque no me gusta mucho como funcionan, por un lado face te invita a participar en los grupos, cuantos más mejor, y luego te sancionan por hacerlo, no hay quién lo entienda.
    Desde el verano me han prohibido promocionar mis publicaciones, no es que lo haya hecho nunca porque solo me faltaba pagar anuncios, pero no me han dado más razón que incumplía las normas ¿que normas si nunca he puesto ningún anuncio?, así que vivo esperando el día en que me cierren la cuenta definitivamente aunque no haya motivos, y si eso pasa desde luego no pienso molestarme en intentar arreglarlo, porque intuyo que sería inútil, los sitios donde gobiernan los algoritmos y no se puede hablar con ninguna persona que razone nunca ofrecen soluciones o alternativas, asi que no merece la pena insistir.
    Todo mi apoyo cariño, porque poco a poco vamos cayendo todos, no sé porque pero parece que tienen manía a las páginas de cocina, será que no somos un buen negocio.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es increíble Cristina, como se ceban con nosotros, cuando lo único que hacemos es darles contenido de calidad, y dentro de lo razonable, si no está permitido ¿porqué te invitan a hacerlo? No hay quien les entienda. Yo nunca estuve en más de diez grupos, cuando el límite lo tienen en unos 7000, ¿en serio, una página tan insignificante como la mía puede hacer algún perjuicio? Parece ser que si, según su criterio injusto e irrazonable. Una auténtica m. de algoritmos, que parece que sí no pagas, no ganan, y si no ganan, fuera. Y eso por no hablar de la libertad, a unos le ponen en bandeja la facilidad de denunciar hasta la “meá” de un gato, y a otros todo son patadas en el culo, sin justificación.
      Creo que si todos los que nos vemos perjudicados con esta lacra, porque en definitiva es lo que es, deberíamos mandarlos al garete, para que se les cayeran un poquito los humos, torres más grandes han caído, si no fuera por páginas como las nuestras, todo serían chorradas, violencia, noticias falsas y grupos que no sirven para nada. Dejémoslo ahí, y que salga el sol por donde pueda.
      Besos

      Eliminar
  4. Las redes y yo nos llevamos, nada más, porque no las domino en absoluto y solo comparto en Instagram, lo demás ya sabes que lo hago en blogger, es lo que me ha gustado siempre y lo que me retiene por aquí, aunque tiene más trabajo, me da satisfacciones. Sabrás resolver esos problemas que se te han presentado, no te falta resolución y cabezonería, y en último caso, mándalos a tomar viento fresco.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo pienso yo ahora Lola, para qué malgastar nuestro tiempo en redes sociales, si ni siquiera ganamos dinero con esto, yo siempre he apostado fuerte por el blog, al igual que a ti es lo que me gusta, y aunque nunca lo he tenido relegado, desde ahora será lo único prioritario que para eso es nuestro espacio.
      Besos

      Eliminar
  5. Ay Concha , como te entiendo … Ya sabes que compartimos el mismo problema , sin saber el motivo ahí nos tienen castigadas como si fuéramos maleantes de la red y luego se ve cada cosa por ahí a su libre albedrío que sería de juzgado de guardia , pero claro, como bien dices, si hay dinero de por medio , vía libre .
    Yo pasé por todos los estadios de rabia , cabreo máximo , impotencia , escribirles todos los días para ver si así los aburría y se dignaban a darme una respuesta, pero l única que acabé agotada fui yo.
    Si no he mandado todo a paseo es porque me cuesta abandonar por la gente amig@ que se va conociendo en el camino y que forman parte de alguna manera de nuestra rutina diaria , creando lazos afectivos que me da pena perder , pero más de una vez se me ha pasado por la cabeza abandonar todo y despedirme.
    Cualquier día me da el punto y lo hago, pero mientras resisto y espero que tú también lo hagas , pues tu ausencia se notaría demasiado.
    Se te quiere amore . Mucho ánimo .
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes Bego, que el blog no pienso dejarlo, mientras el cuerpo aguante, solo he descontado la página de facebook, como has visto esta tarde sigo en IG y bueno, ahora también en Twitter con un nuevo perfil del Club, ahí sí que me gusta, te da visibilidad, aunque nadie se ve obligado a comentar. Además tienen una manera justa de medir el incumplimiento de las normas, no es lógico que nos hagan lo que nos hacen a nuestras paginas, simplemente porque a alguien se le cruce entre ceja y ceja, o porque compartir un día a la semana una publicación en diez grupos, lo consideran delito. Allá ellos, tiene más que perder que nosotras, sí más de una hiciera lo mismo que yo, otro gallo cantaría.
      Pero aquí seguimos, para eso somos la resistencia bloguera, luchando y compartiendo contenido de calidad.
      Besos.

      Eliminar
  6. Hola Concha, si por lo que escucho últimamente no veas como va todo esto, quizás yo como donde hago alguna publicación es solo en Instagram y de momento no he tenido casi problemas, que dicho esto es porque tampoco tengo mucho tiempo de andar por ellas.
    Pero si he escuchado de mucha gente que le ha dado problemas, en fin no se donde va a llegar esto!! eso si, si me pasa a mi, no me voy a molestar en intentar solucionarlo, adiós y muy buenas, no tengo tiempo para emplearlo en esto hay cosas mas importantes en esta vida.
    Lo que si espero que blogger no se pierda, eso si me dolería mucho, hay tantas horas dedicadas aquí con tanto cariño.
    Animo cielo no te calientes mas la cabeza, porque no vale la pena.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que no, no merece la pena, cuando no nos va la vida en ello, no ganamos un céntimo, y tampoco nos vendemos por un paquete de pipas, como dirían nuestras madres, jajaja...
      Cómo dices, mientras Blogger no nos deje tiradas, aquí estaremos, aunque lo gratis ya se sabe que puede acabar cuando ellos quieran. Mientras tanto seguiremos dando lo máximo, con contenidos de calidad, para que los que nos visiten se sientan tan a gusto en nuestras cocinas virtuales, que no tengan prisas por marcharse que es lo que a Blogger le gusta, y a nosotras también, que todo hay que decirlo, jajaja...
      Besos preciosa.

      Eliminar

Publicar un comentario